17 oct. 2011

El dibujo expresa pensamientos, sentimientos, sensaciones.

No podemos obligar al niño a reproducir un elemento o composición que el no creo, ya que ello le impediría establecer sus propias relaciones con la experiencia y con el medio. En un dibujo propuesto e influido por el adulto no habrá ninguna oportunidad para expresarlas ni para organizar sus pensamientos, sentimientos, sensaciones que tiene el niño en esos momentos.
Naturalmente, los niños se someten por costumbre a esta actividad impuesta y, en algunos casos, incluso se sienten cómodos copiando y coloreando dibujos, pero a medida que lo hacen también son conscientes de que nunca podrían crear uno igual sin copiarlo.

El verdadero impulso infantil por perfeccionarse tiene su origen en sus deseos espontáneos de expresión. La habilidad en un medio se crea con la posibilidad de indagar en él. Así, no se trata de abandonar al niño a la autoexpresión, sino crearlas condiciones que estimulan el descubrimiento y promuevan la emoción estética y sobre todo artística.

2 comentarios:

  1. El niño debe sentirse en un ambiente de seguridad para poder expresarse o de lo contrario solo copiara todo, ademas influyen tambien los colores que utilizan para que el profesor se de cuenta el estado de animo del niño y sepa que estrategias debe emplear.

    ResponderEliminar
  2. veronica marcani14 nov. 2011 15:47:00

    al niño es importante incentivar a que lean,cualquiera que sea el libro para que vayan retroalimentamdose de la informacion

    ResponderEliminar

Le agradezco su comentario :)